"SIETE ARTES"

"SIETE ARTES"

miércoles, 11 de enero de 2017

CURSOS DE ARTE A DISTANCIA - EL PENSAMIENTO LATERAL






EL PENSAMIENTO LATERAL – MANUAL DE CREATIVIDAD

Introducción
Funcionamiento de la mente
Modelos rígidos:
Las diferencias entre el pensamiento lateral y el pensamiento vertical son básicas.
Actitudes hacia el pensamiento lateral.
El pensamiento lateral: su naturaleza fundamental.
El pensamiento lateral es a la vez una actitud mental y un método para usar información.
Uso del pensamiento lateral.
Nuevas ideas.
Revisión de supuestos.
Aplazamiento de juicios y opiniones.
Fraccionamiento o división
El método de inversión
Estímulo recíproco.
Analogías
Conceptos, divisiones y paralizaciones.
Limitaciones del sistema basado en nombres.
Una nueva palabra: PO o instrumento reestructurador
Creación de nuevos modelos
Investigación de los modelos viejos.


El pensamiento lateral - Manual de la creatividad por Edward De Bono

Introducción

En todos los tiempos, en las escuelas y en las universidades, se ha estimulado y cultivado el pensamiento lógico o vertical, pero éste, si bien es eficaz, resulta incompleto. El pensamiento lógico, selectivo por naturaleza, ha de complementarse con las cualidades creativas del pensamiento lateral.
El pensamiento lateral es el conjunto de procesos destinados al uso de información de modo que genere ideas creativas mediante una reestructuración inteligente de los conceptos ya existentes en la mente.
El pensamiento lateral está íntimamente relacionado con los procesos mentales de la perspicacia, la creatividad y el ingenio. Se trata de una forma definida de aplicar la mente a un tema o problema dado, oponiendo nueva información con ideas viejas. Se obtendría así una modificación de la idea antigua como resultado de los nuevos conocimientos.
La enseñanza se fundamenta en el supuesto de que es suficiente una comunicación eficaz de la información para que ésta se ordene automáticamente en ideas útiles. Con ese fin hemos desarrollado medios para el mejor tratamiento de la información, tales como operaciones matemáticas y el pensamiento lógico. El método más eficaz para transformar ideas no es externo, como la contraposición de nuevas ideas, sino interno, mediante la reestructuración de la información disponible a la luz de la perspicacia (por perspicacia se entiende en el contexto de esta obra la profunda y clara visión interna de un tema o de parte de un tema). El pensamiento lateral se ha desarrollado como un instrumento para el uso consciente y deliberado de la perspicacia.
La aplicación del pensamiento lateral y la enseñanza tienen su razón de ser en el hecho de que el último fin de ésta, no es la memorización de los datos, sino su uso óptimo. La mente opera creando modelos con los conocimientos adquiridos para su uso posterior.
La perspicacia y el ingenio se basan en una reestructuración de los modelos, al igual que la creatividad, aunque ésta exige ante todo la superación del efecto restrictivo derivado de la rigidez de los modelos. El pensamiento lateral tiene mucho en común con la creatividad; pero mientras esta última constituye con excesiva frecuencia sólo una descripción de resultados, el pensamiento lateral incluye la descripción de un proceso. Ante un resultado creativo sólo puede sentirse admiración; pero un proceso creativo puede ser aprendido y usado conscientemente. Cada vez se valora más la creatividad. Como factor de cambio y de progreso; se le confiere un valor superior al conocimiento técnico a causa de que éste es más asequible.
La creatividad es un modo de emplear la mente y manejar información. Tal es la función del pensamiento lateral. El pensamiento lateral tiene como fin la creación de nuevas ideas, normalmente se relacionan las ideas nuevas con el ámbito de la invención técnica; sin embargo, la invención de nuevos dispositivos técnicos es sólo uno de los múltiples aspectos que derivan de la creatividad.
El pensamiento lateral tiene como función también la liberación del efecto restrictivo de las ideas anticuadas. Ello conduce a cambios de actitudes y enfoques, a la visión diferente de conceptos inmutables hasta entonces, a la visión diferente de conceptos inmutables hasta entonces. La liberación del efecto moralizador de las viejas ideas y el estímulo de nuevas ideas es una doble función del pensamiento lateral.
En el pensamiento lateral se busca a veces información que nada tiene en común con el problema que se estudia; en el pensamiento vertical sólo se busca lo que está relacionado con dicho problema.
El pensamiento lateral no pretende sustituir al pensamiento vertical: ambos son necesario en sus respectivos ámbitos y se complementan mutuamente; el primero es creativo, el segundo selectivo.
El pensamiento lateral permite una investigación del concepto primario original, así como una comprobación de la corrección de cualquier conclusión, independientemente del grado de certeza que se posea a causa de su elaboración lógica.
El pensamiento lateral aumenta la eficacia del pensamiento vertical, al ofrecerle nuevas ideas para su elaboración lógica. El pensamiento lateral es un modo de usar la mente. Constituye un hábito y una actitud mental.

Resumen

La mente se caracteriza por la creación de modelos fijos de conceptos, lo que limita las posibilidades de uso de la nueva información disponible, a menos que se disponga de algún medio de reestructurar los modelos ya existentes, actualizándolos objetivamente con los nuevos datos.
La función del pensamiento lógico es el inicio y el desarrollo de modelos de conceptos. La función del pensamiento lateral es la reestructuración (perspicacia) de esos modelos y la creación de otros nuevos (creatividad).
La necesidad del pensamiento lateral deriva de las limitaciones inherentes al comportamiento de la mente, constituida como sistema de memorización optimizado.

Funcionamiento de la mente

La comunicación es la transferencia de la información. En la comunicación entre unidades militares suele utilizarse un sistema de lenguaje codificado, en que basta ordenar la ejecución de un plan determinado para poner en acción una serie de medidas. La comunicación por códigos requiere la existencia de una ordenación de la información en modelos concretos y definidos.
Cada modelo tiene un título codificado; de esta manera, cuando se desea transferir la información contenida en un modelo, se cita sólo el título, el cual actúa como impulso iniciador para la identificación e invocación del modelo en cuestión. Las ventajas de un sistema de códigos son inmensas. Con rapidez y facilidad puede comunicarse cualquier cantidad de información. Permite reaccionar ante una situación tan pronto como puede definirse por su número de código, en vez de tener que describirla con detalle.
La comunicación es normalmente un proceso doble: por una parte, alguien trata de enviar un mensaje y por la otra, alguien trata de entenderlo.
La mente humana no se basa en un proceso de ordenación de la información, sino que ésta es incorporada automáticamente a los modelos ya establecidos o bien forma nuevos modelos. La mente es simplemente el medio en que dicha incorporación tiene lugar. Se puede llamar a este medio receptor la superficie de la memoria.
La característica fundamental de un sistema de memoria de organización automática de la información lo constituye el límite de su capacidad receptora. Como consecuencia del límite de su capacidad receptora, el área de memoria de la mente tiende a adoptar un proceso de optimización en el que las funciones de selección, rechazo, combinación y separación de los datos de entrada confieren a la mente una gran capacidad de ordenación y cálculo.
La necesidad de reestructuración de los modelos en una fase dada para permitir la inclusión de un nuevo elemento es una característica del sistema de optimización que constituye la mente. A medida que entra información, ésta se incorpora a los distintos modelos existentes.
Encontramos entonces como ventajas de los sistemas basados en modelos, la rapidez de identificación y subsiguiente capacidad de reacción. Las desventajas a dicho sistema son principalmente las siguientes:

Modelos rígidos:

1.       Es extremadamente difícil modificar un modelo.
2.       La información incorporada a un modelo, no se puede usar fácilmente asociada a otro modelo diferente.
3.       Concentración, todo lo que tiene cierta semejanza con un modelos estándar se percibe como si fuese el mismo.
4.       Los modelos se crean a veces formando divisiones más o menos arbitrarias.
5.       Hay una gran continuidad en el sistema.
6.       La secuencia u orden de la información de entrada desempeña un papel demasiado importante en el desarrollo de los modelos, dificultando el orden óptimo de datos posteriores.
7.       Hay una tendencia de pasar bruscamente de un modelo a otro en vez de conferir a la evolución de las ideas, una transición más suave.
A veces es difícil optar entre un modelo u otro; sin embargo, cuando se ha decidido por uno se acepta ellos como válido y el otro modelo se desecha completamente.
Existe una marcada tendencia hacia una “polarización”.
Los modelos establecidos aumentan constantemente de magnitud. Como consecuencia de ello, los modelos individuales tienden a ser absorbidos por otros más complejos.

La mente es un sistema elaborador de modelos arquetipos, que conforman también el pensamiento.

La función del pensamiento lateral es superar todas esas limitaciones inherentes del pensamiento lógico mediante la reestructuración de los modelos y la evitación de la influencia de los arquetipos, ordenando la información en nuevas ideas. Para llevar a cabo su función, el pensamiento lateral utiliza las propiedades del sistema; por ejemplo, el uso de palabras elegidas al azar, etcétera.
Las diferencias entre el pensamiento lateral y el pensamiento vertical son básicas.
Ambos se complementan mutuamente. En el pensamiento vertical, la información se utiliza por su valor intrínseco, para llegar eventualmente a una solución mediante su inclusión en modelos existentes. En el pensamiento lateral la información no se utiliza como un fin, sino sólo como medio para provocar una disgregación de los modelos y su subsiguiente reestructuración automática en ideas nuevas.

Actitudes hacia el pensamiento lateral.

El pensamiento lateral inspira cierta desconfianza. En esta actitud se ignora el mecanismo de la perspicacia y la subordinación de la información a los modelos establecidos, que actúan como clisés limitadores de nuevas ideas. La perspicacia surge con la alteración de los modelos de informaciones existentes y una subsiguiente estructuración en un orden distinto; esta alteración de los modelos puede producirse deliberadamente con el pensamiento lateral, con lo que se produce una reordenación de la información que puede permitir la elaboración de nuevas soluciones. Si la perspicacia y las nuevas ideas fueran fenómenos casuales no se explicaría por qué el uso metódico del pensamiento lateral aumenta la creatividad.
Cuando se considera que una solución es acertada, su corrección puede establecerse sólo por procedimientos lógicos, ya que el pensamiento lateral prescinde de la valoración de las ideas que elabora.
El pensamiento lateral tiene como objetivo principalmente la disgregación de los conceptos más o menos establecidos, para que pueda producirse su reestructuración automática. El pensamiento lateral no es una forma deliberada del pensamiento, sino una cualidad innata que ciertas personas poseen y otras no.
El uso y la práctica de las técnicas del pensamiento lateral permiten aumentar la capacidad creadora, además de constituir un estímulo para la concepción de nuevas ideas. El pensamiento lateral es útil para generar ideas y nuevos modos de ver las cosas y el pensamiento vertical es necesario para su subsiguiente enjuiciamiento y aplicación práctica.
El pensamiento lateral aumenta la eficacia del pensamiento vertical al poner a su disposición un gran número de ideas, de las que aquél puede seleccionar las más adecuadas. El pensamiento lateral es útil sólo enla fase creadora de las ideas y de los nuevos enfoques de problemas y situaciones. Su selección y elaboración final corresponden al pensamiento vertical.
El pensamiento lateral es como la marcha atrás de un automóvil: se requiere su perfecto funcionamiento y cierta costumbre en su manejo, tanto para la ejecución de maniobras como para salir de un callejón que carezca de salida.

El pensamiento lateral: su naturaleza fundamental.

El pensamiento lateral tiene como objetivo el cambio de modelos (modelos = disposición u ordenamiento de la información en la mente).
En la práctica, un modelo es cualquier concepto, idea, pensamiento o imagen que puede repetirse en su forma original cuando algún estímulo determina su reaparición. Por modelo se entiende también a una secuencia de tales ideas, pensamientos o imágenes que pueden repetirse en una forma que le confiere carácter unitario.
El pensamiento lateral trata de descomponer las estructuras de los modelos con el fin de que las diferentes partes de éstos se ordenen de forma distinta.
Al descomponer un modelo y reordenarlo en una forma diferente se obtiene una visión inteligente. La finalidad de esta reestructuración es conseguir un modelo óptimo, que constituya la más alta expresión de la info disponible.
El pensamiento lateral es a la vez una actitud mental y un método para usar información.
Dicho pensamiento prescinde de toda forma d enjuiciamiento o de valoración. El pensamiento lateral no enjuicia ni calcula la validez o efectividad de los modelos existentes, intenta sólo contrarrestar la rigidez con que se han formado. También es un método de manipular información con el propósito de provocar una reestructuración de los modelos, no se usa por su valor intrínseco, sino por su efecto.
El pensamiento lateral se basa en las características del mecanismo de manipulación de la información de la mente. Descompone los modelos establecidos para liberar la información que contienen. Estimula la formación de nuevos modelos por yuxtaposición de datos provenientes de otras fuentes. La efectividad de estas medidas deriva de la propia capacidad de optimización de la mente, que espontánea y automáticamente ordena la info disponible en nuevos modelos.

Uso del pensamiento lateral.

Nuevas ideas.
La creación deliberada de nuevas ideas es siempre difícil. El pensamiento lateral ofrece técnicas específicas para el desarrollo de la creatividad.

Alternativas.

En la búsqueda lógica se aspira al mejor enfoque posible, mientras que en la búsqueda lateral se aspira al mayor número posible de enfoques, prescindiendo de su valor práctico real.
La búsqueda lógica se interrumpe cuando se llega a un enfoque satisfactorio. En el pensamiento lateral se reconoce también la calidad de un enfoque satisfactorio, pero se continúa la búsqueda de enfoques alternativos. En la búsqueda lógica de alternativas se consideran sólo aquellos conceptos que poseen cierto sentido común.
En la búsqueda lateral se aceptan inicialmente alternativas exentas de todo sentido común. La búsqueda lateral no cesa ante un resultado. Por consiguiente, la principal diferencia reside en la finalidad de la búsqueda.
La inclinación lógica es buscar alternativas para encontrar la mejor solución, mientras el pensamiento lateral tiene como objetivo, no el hallazgo inmediato de una solución óptima, sino la superación de la rigidez de los modelos conceptuales, provocando su disgregación y subsiguiente reordenación en nuevos modelos.

Revisión de supuestos.

Constituyen los estereotipos, un modo clásico de analizar las cosas y de describirlas.
Son supuestos lógicos que se aceptan como válidos en sí mismos. La continuidad histórica (o historicismo) mantiene la mayor parte de los supuestos, no una periódica revisión de su validez.
El pensamiento lateral no niega la validez de los supuestos ni trata de valorar su efectividad. Busca únicamente alternativas a los mismos.
La aceptación de un supuesto u otro puede hacer que la solución de un problema sea difícil, a veces imposible.

Aplazamiento de juicios y opiniones.

El objetivo del pensamiento lateral no es elaborar ideas correctas, sino gran número de ideas; luego se examinan éstas a efectos de valoración.
En el pensamiento vertical o lógico se produce la elaboración de un criterio o juicio simultáneo a la concepción de las ideas; en cada fase de la creación lógica se comprueba la validez de cada concepto, desechándose toda idea que no se apoye sobre una base sólida o que contradiga el sentido común, y al final de toda idea se repite este escrutinio crítico, no sólo desde el punto de vista de solidez lógica, sino en función de su adaptación a la realidad concreta, o sea de su utilidad.
En el pensamiento lateral se prescinde de valorar la corrección de las ideas en el proceso de su elaboración; no se valoran ni su utilidad práctica ni su solidez lógica. Sólo después de obtenerse un número considerable de ideas laterales se procede a formalizar un juicio crítico.
La enseñanza universitaria se basa en la necesidad de una solidez sistemática de las ideas en todas sus fases de elaboración.
En las entidades docentes se valoran hechos y los procedimientos para extraer correctas deducciones de los mismos. Se aprende así a pensar correctamente, desarrollando una sensibilidad especial hacia todo lo que es incorrecto o ilógico, que hace que las ideas que carezcan de base sólida o se hallen en contradicción con otras premisas sean automáticamente descartadas, orientándose el encadenamiento de ideas hacia conceptos susceptibles de demostración lógica.
Esta exclusión de toda idea incorrecta y reorientación del pensamiento lógico es lo que confiere a la mente su gran efectividad, su racionalidad y su utilidad práctica. Sin embargo, ello implica también una desventaja: el falso convencimiento de que es suficiente una base sólida y un proceso lógico para alcanzar todas las ideas y soluciones. La necesidad de que todas las fases del pensamiento sean correctas es la principal barrera a la concepción de nuevas ideas.
Es preferible que algunas de las ideas concebidas sean erróneas que no llegar a ninguna idea creativa. Al fin y al cabo, las ideas erróneas se desechan luego en la valoración final.
La naturaleza del pensamiento lateral hace q una idea errónea pueda conducir a una idea correcta.

Aplazamiento del juicio

En el aplazamiento del juicio crítico durante los procesos del pensamiento lateral, no sólo se aplaza la condena de las ideas que parecen inadecuadas, sino también cualquier valoración positiva. El aplazamiento del enjuiciar, en los casos anteriores, comporta las siguientes posibles ventajas: las ideas sobreviven.

Fraccionamiento o división

El objetivo del pensamiento lateral es proporcionar diferentes enfoques a los problemas, reestructurar los modelos de las ideas establecidas y crear alternativas.
El objetivo del fraccionamiento es romper la sólida unidad de los modelos de ideas.
Mediante el uso de divisiones artificiales se crean las condiciones para ordenar las partes en un nuevo modo.

El método de inversión

El fraccionamiento o división, en sus diferentes formas, constituye un método útil para la obtención de nuevos enfoques de un problema, pero presenta también sus limitaciones: las fracciones, a pesar de provenir de una división artificial, son en sí mismas modelos fijos estandarizados.
Su selección se efectúa normalmente sobre una base lógica que tiende a seguir las líneas divisorias naturales, conlo que las fracciones vuelven a ordenarse en la misma disposición estándar.
En el método de inversión se toma impulso apoyándose en los modelos fijos existentes para alejarse en dirección contraria. En el método de la inversión se consideran los problemas y las situaciones en su estructura real y se invierte ésta en un sentido u otro: de arriba abajo, de fuera a dentro, etc. Luego se analizan los resultados. Se ha provocado un reordenamiento forzado de la información.

Sesiones para fomentar la imaginación creativa.
Estímulo recíproco.

En las sesiones de imaginación creativa el estímulo y el factor disgregador provienen  de las ideas evocadas por los otros miembros del grupo. Como estas ideas, por provenir de otras personas y basarse en técnicas del pensamiento lateral, difieren mucho de las ideas propias de cada participante, ejercen una eficaz función estimulante y reestructuradora.
En dichas sesiones el estímulo es recíproco. Como cada participante tiende a seguir una secuencia diferente de ideas, es más difícil que las idas del grupo se vean bloqueadas por un enfoque único de las situaciones.
En estas sesiones se tendrá que tener en cuenta la suspensión de la valoración de ideas para estimular la imaginación.
Las reuniones tratadas poseen la eficacia adicional de un estímulo recíproco.
El pensamiento es una actitud mental, un tipo de pensamiento. No es una técnica especial y mucho menos un marco específico.

Analogía

Analogía es la relación de semejanza entre dos o más cosas. Las analogías pueden ser usadas para acelerar el flujo de ideas. (Una bola de nieve que se desliza por una pendiente como analogía de los rumores).

Selección del punto de entrada de la mente y área de atención.

La característica más importante de la mente como sistema elaborador de la información que recibe es su capacidad de selección. Esta capacidad deriva directamente del comportamiento mecánico de la mente como sistema de memoria optimizador.
Por “área de atención” se entiende la parte de una situación o problema a la cual se presta atención. “Punto de entrada” hace referencia a la parte a la cual se dirige primero dicha atención. Desde el punto de vista de aspirar a lograr una reestructuración inteligente, la selección del punto de entrada es de suma importancia.
Se puede decir que cuando no se dispone de información adicional, la única forma de llegar a una reestructuración inteligente consiste en la selección de un punto de entrada diferente.
En la memoria se establecen modelos según la secuencia de llegada de la información. Después de su elaboración, dichos modelos tienden a desarrollarse en ciertas formas y a unirse con otros modelos.

Conceptos, divisiones y paralizaciones.

La división de un problema o de una situación en sus partes componentes y el requerimiento de su atención sucesiva es un proceso mecánico que confiere a la mente gran efectividad.
Limitaciones del sistema basado en nombres.
La principal desventaja de este sistema estriba en que una unidad formada y denominada en un momento dado en función de la realidad de las cosas, puede dejar de ser reflejo de la realidad cambiante y a causa de su permanencia, transformarse en un factor restrictivo.
El objetivo del pensamiento lateral es romper la rigidez de las categorías, como la de todos los modelos arquetipos. Al prescindir de una categoría se renuncia también a la comodidad de su uso. En la escritura y la conversación las categorías simplifican el pensamiento.

Una nueva palabra: PO o instrumento reestructurador

El correcto uso del instrumento NO da al pensamiento lógico su efectividad.
El pensamiento lateral tiene como finalidad el provocar una reestructuración inteligente de los modelos de la información. Esta reestructuración es su fundamento y, puede definirse como la reordenamiento de la información contenida en los modelos rígidos establecidos por la experiencia.
Dicha reordenación requiere un proceso previo, es decir, un relajamiento de la rigidez de los modelos. Para ello se ha escogido la palabra PO. Se podría decir que el pensamiento lateral es el dominio del PO, de la misma manera que el pensamiento lógico es el dominio del NO.
PO es el instrumento para conseguir la reestructuración inteligente de cualquier situación o problema. PO tiene una función de comunicación, esencial cuando las técnicas laterales se aplican entre dos o más personas.
NO y PO son fundamentalmente distintos; no sólo sus funciones representan el juicio y el antejuicio, respectivamente, sino que además el primero opera en el marco de la razón, mientras que el segundo opera al margen de ella.
A menudo PO sirve para ordenar la información de manera que carezca de sentido propio. El pensamiento lateral no tiene “contenido racional”. Su función es reestructuradora y no definitoria; se desarrolla en un estado previo a la acción de la razón.
PO no es un instrumento de valoración, sino que es un instrumento reestructurador. Las palabras constituyen en sí mismas modelos arquetipo, como los propios conceptos. La función de PO es reestructurar la información  para crear nuevos modelos. Esta función única puede subdividirse en dos procesos o funciones.

Creación de nuevos modelos

Disponer la info en nuevas estructuras, durante cierto lapso de tiempo mantener dichas estructuras exentas de capacidad de juicio y retener momentáneamente formas que han sido ya valoradas y rechazadas. PO es simplemente un antejuicio. PO mantiene las estructuras durante un pequeño lapso de tiempo sin afirmar ni negar su corrección, aplazando sencillamente la correspondiente valoración.
Esta primera función consiste esencialmente en permitir la expresión de cualquier idea, sin otra justificación explícita que la mención de PO.
PO Dos más dos es cinco.
PO el pensamiento lateral es una pérdida de tiempo.
PO el hombre tiene alma y la mujer no.
En la función de PO, cambia la atención que nos merece una frase o idea, y va de su significado u objetivo al efecto que pueda tener como estímulo del pensamiento.
Con PO se mira hacia delante, no hacia atrás. Cualquier idea puede llevar a otra idea, cualquier proposición puede usarse como estímulo, y no es indispensable que tenga sentido: antes al contrario, hay en ello una ventaja en potencia, al permitir la concepción de ideas completamente diferentes de las permitidas por los modelos establecidos, mediante una reestructuración inteligente.

Investigación de los modelos viejos.

Como ya se ha mencionado, PO prescinde de toda emisión de juicios. No juzga la corrección o error de las ideas ni su posible efectividad, ni trata de averiguar qué idea es mejor. Su misión consiste sólo en disponer de la información de múltiples formas para que luego, una valoración lógica efectúe la selección pertinente.
Los modelos normales son siempre modelos arquetípicos. Cuanto mayor es su utilidad más tienden a adquirir carácter mecánico y repetitivo.
“NO se puede vivir si el corazón se detiene” “PO se puede vivir si el corazón se detiene”. La historia posee miles de casos en los que se dijo que era imposible, y luego se demostró que era posible. Cualquier uso definido de la etiqueta NO es una invitación al uso de PO.

Cuando no se buscan soluciones nuevas por creer que la obtenida es correcta.

La dificultad reside en que el modelo establecido no sólo no favorece el nuevo ordenamiento, sino que impide que se produzca; no hay por qué buscar un método mejor cuando se dispone de un método bueno.
Es interesante recordar que en el estudio de nuestro pensamiento hemos desarrollado métodos para reparar lo que está mal, pero no para perfeccionar lo que está bien.
Cuando algo es defectuoso, exploramos todas sus alternativas; pero si es satisfactorio, las omitimos. De esta actitud del pensamiento deriva la necesidad de recurrir a la lógica lateral para solucionar este tipo de problemas, en los que la visión es obstruida porque no hay ningún obstáculo.
A veces hay que intentar reestructurar los modelos aún cuando no haya necesidad de proceder a dicha revisión.
Los modelos arquetipo son modelos establecidos, satisfactorios, que ejercen una importante función en el pensamiento. Pueden utilizarse de varias maneras:
1.       En la comunicación.
2.       En la interpretación del mundo exterior.
3.       En el reconocimiento de situaciones.

Descripciones y Solución de problemas.

El efecto inhibidor de lo que parece obvio y adecuado, cuyo resultado significa detener el acto de pensar en vez de explorar otras alternativas posibles. Normalmente la investigación de otras posibilidades cesa cuando se encuentra una solución adecuada. Se analizan las cosas sólo cuando estas son insatisfactorias, pero el proceso cesa cuando la interpretación llega a un resultado positivo, aun cuando pueda existir otro mejor.
De poco serviría tratar el pensamiento lateral como un proceso abstracto. Su utilidad sería igualmente limitada si se considerara exclusivamente en el ámbito de la creatividad, o como algo idóneo sólo para ciertas personas y determinadas circunstancias.
La lógica lateral es una parte necesaria del acto de pensar y ha de desarrollarse en todas las personas con el fin de completar su capacidad potencial. No basta adoptar una actitud lógica lateral; es preciso aplicar el pensamiento lateral a la vida práctica cotidiana.

Conclusión

La enseñanza ha girado siempre en torno a la secuencia lógica del pensamiento, como único proceso adecuado para elaborar la información.
La creatividad se ha considerado en todos los tiempos como algo misterioso, innato o espontáneo.
Como complemento de esta forma tradicional del pensamiento, se ha tratado en esta obra el pensamiento lateral, cuya misión es conferir mayor eficacia al pensamiento lógico o vertical.
Las dos funciones básicas del pensamiento lateral son el uso de la info como estímulo de nuevas ideas y la superación de los conceptos comúnmente aceptados como absolutos.
El pensamiento lateral es creativo, el pensamiento vertical es selectivo. Su combinación aumenta la efectividad del pensamiento en general.
El pensamiento tradicional cesa su investigación de posibles alternativas cuando encuentra una solución que cree adecuada; por otra parte, tan pronto como algo es insatisfactorio, se detiene.
Y sin embargo puede haber todavía soluciones mejores, cuya visión queda velada por el efecto concentrador que ejerce la solución adecuada. En tales casos el pensamiento lateral permite explorar otras posibilidades, al actuar al margen de lo obvio.
El pensamiento lateral es especialmente útil en la solución de problemas prácticos y en la concepción de ideas creativas, pero no se limita a estas aplicaciones, sino que es una parte esencial del acto de pensar.
La necesidad de cambiar ideas es cada vez más acuciante a medida que la tecnología acelera el ritmo de las comunicaciones y del progreso tecnológico.
En el pasado no elaboramos nunca métodos satisfactorios para el cambio de ideas; el único utilizado hasta ahora consistía en el conflicto entre ideas diferentes u opuestas.
El pensamiento lateral provoca cambios de ideas mediante la reordenación de las partes integrantes de los modelos ya establecidos.
Ello permite la asimilación de las técnicas específicas del pensamiento lateral, cuyo objetivo es doble: adquirir experiencia en su aplicación práctica y desarrollar una actitud que tienda a su uso cotidiano.
El pensamiento lateral no provoca dudas ni caos en las ideas establecidas. Reconoce la extrema utilidad de éstas y se limita a negar el carácter axiomático que la mente tiende a conferir a los conceptos establecidos a causa de su esfuerzo por perpetuarlos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario