miércoles, 24 de mayo de 2017

WORKSHOP DE CINEMATOGRAFÍA A DISTANCIA: De Cahiers du Cinema a Nouvelle Vague



Resultado de imagen para nouvelle vague



Durante todo el año se encuentra abierta la inscripción para los Workshops de artes a distancia del blog educativo Siete Artes, llevados a cabo en la plataforma virtual https://cursosarte17.milaulas.com

Nuestros Workshops están dirigidos a aficionados y amantes del cine, las letras, las artes y las comunicaciones. Para participar en ellos no es necesario tener experiencia en el rubro, ni grados académicos previos. 
Los workshops son una moderna propuesta para el aprendizaje, de modalidad intensiva en un día de duración y tenemos disponibilidad horaria para que puedas hacerlo compatibles con tu jornada laboral.




SIETE ARTES WORKSHOPS 

JORNADAS DE CINEMATOGRAFÍA A DISTANCIA



El nacimiento de una nueva forma 

de hacer y ver cine



Cahiers du cinema es la revista de crítica cinematográfica que en los años cincuenta engendró el pensamiento que dió la vuelta a nuestro entendimiento del cine y que en los albores de los sesenta apadrinó la eclosión de la modernidad al amparo de la nouvelle vague. Si se habla de una “biblia” en el mundo del cine hay que hablar de Cahiers: el cine de autor y movimientos como la Nouvelle Vague se lo deben todo, desde François Truffaut hasta John Ford pasando por Godard y Hitchcock. Su irrupción al mundo cinéfilo representó un auténtico quiebre de vanguardia, que se extendería a la llegada del neo-Hollywood e incluso hasta nuestros días gracias a autores muy valiosos que mantienen viva la tradición.

En su momento, los jóvenes realizadores e impulsores de la Nouvelle Vague se caracterizaron por poseer un bagaje cultural cinematográfico importante, obtenido en las Escuelas de Cine y en la Cinemateca Francesa, forjando su estilo a través de la crítica en la revista Cahiers du Cinéma. Se trataba de verdaderos cinéfilos, cuya preparación teórica y el deseo de renovar el cine les impulsó a redescubrir la “mirada” de la cámara y el poder “creador y liberador” del montaje, tratando en sus películas la condición humana desoladoramente aislada en el marco de la sociedad de la posguerra. Así como los conflictos históricos influyeron en el desarrollo de los movimientos neorrealistas y expresionistas vistos en el programa, el contexto socio-político de la época y el impacto contracultural de la “Nueva ola” tendría luego repercusiones en el efervescente Mayo Francés del ‘68.

Por otro lado, las innovaciones técnicas y los bajos costos de los instrumentos necesarios para la realización de filmes contribuyeron a la emergencia de esta corriente. Las cámaras ligeras de 8mm. y 16 mm. (formatos no profesionales) hicieron posible un rodaje mas experimental e independiente estéticamente emparentado al neorrealismo, sin necesidad de montar grandes escenografías en monumentales estudios cinematográficos. Los medios técnicos utilizados y sus nuevas búsquedas abrieron otras posibilidades expresivas del lenguaje cinematográfico, identificando marcas de estilo en la filmografía de nóveles autores: duración de las tomas, tipo de planos, movimientos de cámara, iluminación, fotografía y locaciones utilizadas.



Resultado de imagen para nouvelle vague



Libertad autoral y cine verdad: Construyendo realidades

El cine de realidad (o cinéma vérité)  es un estilo de cine que comenzó como una reacción europea hacia el sistema clásico de hacer películas. El cine de realidad suministra similares tipos de ilusión cinematográfica que se encuentran en los clásicos de Hollywood, pero que a causa de un relajamiento de las ataduras entre su estilo y los aspectos narrativos permite un realismo subjetivo aumentado y expresividad autorial.

En la forma clásica de Hollywood, la película es dictada por la narrativa, cada cosa que pasa en una película clásica se supone que hace avanzar la narrativa. Todos los personajes presentados son agentes causales en la narrativa, y los clásicos son saturados con imágenes redundantes, expresiones verbales o símbolos para obtener el mensaje a través del espectador. Esto puede ser como una construcción artificial de la realidad, ya que nada que no ayude al espectador a entender claramente lo que está ocurriendo será incluido en la película. El cine de realidad rechaza esto por irreal y tiende a presentar personajes y situaciones de la vida real donde las cosas que pasan no siempre tienen un mensaje o propósito claro, y que en cambio es vago y misterioso, por lo tanto el cine de realidad no se preocupa por explicar claramente la manera en la que cada cosa encaja correctamente.

A causa de que el cine de realidad no siempre se explica a sí mismo, este a menudo tiene episodios complejos y divagantes, donde un personaje pueda accionar sin una razón clara y sin una explicación definitiva. Este presenta un reto para los espectadores que están acostumbrados al estilo clásico, porque los finales “flojos” no estaban del todo vinculados en la escena final de las películas como oposición a las películas clásicas de Hollywood, las cuales tienen clausuras fuertes (el “happy ending” americano).

Podemos concluir afirmando que el “cine de realidad” no es dictado por los elementos narrativos, encontrando entonces más libertad en la expresividad del autor. Bajo esta premisa, el cineasta puede expresar su propio estilo o peculiaridad más libremente. Por esta razón es más fácil reconocer a los cineastas del cine de realidad como “director creativo” y son estas huellas autorales las que deberán rastrear durante el trabajo de análisis fílmico y de lectura.


Resultado de imagen para cahiers du cinema



La cinefilia: Porqué amamos al cine?

El término “cinefilia” es semánticamente impreciso. La invención de la palabra alude con claridad a una relación amorosa que un espectador establece con el cine. No es cualquier amor, pues el objeto elegido tiene una virtud en su propia naturaleza: el cine es un país de infinitas provincias en el que reina lo múltiple. Es por eso que el cinéfilo conoce muy bien, una vez que él o ella descubre lo que el cine le puede dar, la generosidad intrínseca del cine, que nunca defrauda. De ese arte impuro, capaz de reunir a Shakespeare con los cowboys, de combinar viajes espaciales con periplos al interior de la maleable naturaleza humana, ya nada lo podrá separar.

Hay una instancia y una historia en donde el cinéfilo reconoce que la relación con el cine puede ir mucho más allá de la adoración pasiva de imágenes en movimiento. La cinefilia como práctica.  Esta intuición puede ser rastreada en la historia del cine, pero se trata solamente de reconstruir una genealogía. De lo que se trata, en todo caso, es de entender cómo la cinefilia dio lugar a la invención de una práctica y, a partir de allí, con la ayuda de nuestros ancestros cinéfilos, de interrogarse sobre qué significa la cinefilia como praxis.

Hubo una cinefilia mayor, una tradición nacida en Francia pero no necesariamente francesa, que empieza con André Bazin y corona Serge Daney, que implica pensar la cinefilia como forma de conocimiento general del mundo, una vía de acceso a él por la que no solamente se define una relación del cine con el mundo sino también del cine y del mundo con el cinéfilo. Una forma de contemplación con efectos prácticos. En otros términos, ver películas, escribir sobre ellas y pensar el cine pueden constituir, como tales,  actos de creación y recreación de la identidad y de una forma de estar en el mundo. La pasión por el cine sería indirectamente una forma de amar el mundo, y también una zona de intersección edificante y provocativa entre los signos que emiten los otros y los signos que componen la identidad del amante de cine.



Resultado de imagen para nouvelle vague





Valor: 300$
Descuento para estudiantes y egresados de la UNLP

Más información en nuestras vías de contacto.
Conocé toda la oferta en Formación a Distancia que ofrece SIETE ARTES a través de los Workshops a Distancia 2017, accediendo a través del siguiente link:
http://sieteartescursos.blogspot.com.ar/
mail: cursos7artes@hotmail.com
whatsapp: 221-5669558